fbpx
Image default
CONSUMIDOR CONTROL DE CALIDAD EMPRESAS FRAGANCIAS INGREDIENTES INTERNACIONAL PAISES REGULARIZACIONES SALUD TENDENCIAS

Seguridad de la piel: productos químicos en los cosméticos

Los productos cosméticos contienen una amplia gama de productos químicos a los que estamos expuestos todos los días. Se examinó la presencia de sustancias químicas que pueden afectar la salud humana en productos de cuidado personal y cosméticos disponibles para el consumidor.

Se debe prestar más atención a los productos de maquillaje y de aplicación que permanecen más tiempo en la piel. Por esta razón, las sustancias peligrosas podrían determinar mayores efectos negativos sobre la salud humana. Los productos de maquillaje, en particular, a menudo se aplican cerca de las mucosas y los utilizan con frecuencia categorías más sensibles, como los adolescentes.

Fragancias

Los ingredientes perfumados se difunden ampliamente en los productos cosméticos, pero muchos de ellos pueden causar sensibilizaciones, alergias e irritaciones de la piel. Por este motivo, la UE estableció límites a su utilización y la obligación de indicar su presencia en las etiquetas de los productos.

La fragancia más común identificada es el limoneno (76,9%) que, junto con el citral (24,2%), se clasifica como sensibilizante cutáneo, según el reglamento de clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas ( CLP). Además, muchos ingredientes de fragancias se clasificaron como alérgenos débiles; dado que una gran cantidad de productos contienen una mezcla de fragancias, es más probable que los consumidores estén expuestos a mezclas de alérgenos. Se encontró que las mezclas de alérgenos de fragancias tienen una mayor potencia en la sensibilización y provocación de alergia por contacto en comparación con un alérgeno de fragancias aislado.

Conservantes y aditivos

Entre los conservantes, los parabenos se consideran una clase de disruptores endocrinos, especialmente propilparabeno y butilparabeno. Muchos estudios observaron que los parabenos eran capaces de imitar químicamente la actividad estrogénica que conducía a resultados adversos para la salud. Además, podrían desempeñar un papel en el desarrollo del cáncer de mama, ovario y testículos humanos.

Los liberadores de formaldehído son fuentes importantes de dermatitis alérgica de contacto. El formaldehído tiene la capacidad de provocar reacciones de hipersensibilidad. Desde hace algún tiempo, se considera cancerígeno para el ser humano. Aunque las concentraciones de este tipo de conservantes añadidos a los cosméticos son muy bajas, todavía están presentes en un gran número de productos cuyo uso se da de forma frecuente y diaria.

MCI y MI son conservantes cuyo uso se ha incrementado recientemente en los cosméticos. Pero existe un límite de concentración tanto para el ingrediente único como para la mezcla MI / MCI. Muchos estudios se centraron en las alergias de contacto asociadas con el uso de MI / MCI, incluso si se respeta la dosis permitida.

El triclosán está presente en pocos productos. Es un aditivo antimicrobiano considerado potencialmente dañino para la salud como disruptor endocrino, como resultado de un uso prolongado. Puede encontrarse junto con la dioxina, formada durante su proceso de síntesis, que también podría formarse por fotodegradación del triclosán en las aguas residuales urbanas. Además, la difusión masiva de este compuesto antimicrobiano puede determinar un aumento de la resistencia bacteriana a los antibióticos más utilizados en el campo médico. El triclosán fue prohibido en 2013 por la FDA . Sin embargo, en Europa todavía se permite el uso de triclosán en productos cosméticos.

Otros productos químicos

Otros productos químicos pueden ser sustancias diferentes a las fragancias y conservantes. La benzofenona-1 y la benzofenona-3 son filtros químicos que se utilizan para la protección de las radiaciones UV, conocidos como disruptores endocrinos. La exposición a estos ingredientes podría provocar efectos negativos en el ser humano, así como un retraso neuronal y alteraciones en el desarrollo conductual, malformaciones congénitas, deficiencia de fertilidad en los hombres, etc. Además, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) clasificó a la benzofenona como posiblemente carcinógena para los seres humanos.

El metoxicinamato de etilhexilo es un filtro UV añadido a los cosméticos, y algunos estudios muestran cómo puede afectar y modificar la regulación del sistema endocrino.

La vaselina (indicada en las etiquetas como parafina líquida / vaselina / parafina / vaselina / aceite mineral) se usa ampliamente en cosméticos. Existen algunos riesgos potenciales para la salud relacionados con su uso, especialmente por la posible presencia de impurezas. Los hidrocarburos derivados de la vaselina son los contaminantes más presentes en el cuerpo humano. Los cosméticos pueden representar una de las fuentes más importantes de estos compuestos.

La exposición al tolueno por la aplicación de esmalte de uñas ocurre tanto por vía dérmica como por inhalación. Una concentración alta puede causar irritación en las mucosas e irritación de la piel.

Los acrilatos y polisorbatos se consideran débilmente irritantes. La preocupación relacionada con los primeros es la posible presencia de residuos tóxicos como el ácido acrílico y metacrílico, que se caracterizan por su actividad alergénica; mientras que los segundos son menos irritantes, aunque se han comprobado casos de dermatitis de contacto por estas sustancias 

Controles en el uso de productos químicos

A través del uso de cosméticos, la mayoría de las personas en todo el mundo están expuestas a una variedad de sustancias potencialmente nocivas.
Aunque las cantidades pueden ser pequeñas y sus efectos a veces no se comprenden bien, la exposición continua a una mezcla de estos productos químicos durante períodos prolongados podría tener consecuencias para la salud y el bienestar de las personas y la sociedad.

La legislación actual tiene en cuenta estos riesgos y muchas sustancias están sujetas a un umbral de concentración. Pero existe un «efecto cóctel» potencial debido a la utilización de productos combinados durante el día. Además, una misma sustancia se puede encontrar en más de un producto y puede derivar de diferentes fuentes (“efecto aditivo”). De esta forma se podría superar el umbral de seguridad establecido.

Es necesario mejorar el enfoque legislativo, ya que hay productos químicos cuyo uso no es completamente seguro, pero sí permitido. Además, sería conveniente mejorar los estudios de citotoxicidad para evaluar la inocuidad real de las formulaciones in vitro y preferir sustancias alternativas en comparación con las potencialmente peligrosas utilizadas para la estabilidad y el atractivo de los productos.

Si te parecio interesante esta información te recomendamos el siguiente video:

Articulos relacionados

Sabinsa respondió al Covid-19

Paola Gioffre

Aprovechamiento de residuos de la uva – Uso cosmético

Paola Gioffre

Requerimientos para exportar cosméticos a Estados Unidos – Regulación FDA

admincosmetic

Deja un Comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer mas