fbpx
Image default
COLORES

Colorantes vegetales como alternativa para la industria cosmética

Los colorantes vegetales proporcionan el color deseado y, por lo tanto, permiten obtener productos satisfactorios para los consumidores en la industria cosmética.

Colorantes actuales en cosmética

En aplicaciones cosméticas, de la lista de 153 compuestos incluidos en la lista de tintes y pigmentos para la UE, aproximadamente el 8% son extractos de plantas. Además el 20% son pigmentos inorgánicos y el 72% son tintes y pigmentos sintéticos.

En la actualidad, los colorantes vegetales que se pueden utilizar en cosmética, de acuerdo con la normativa aplicable, incluyen, entre otros, caroteno, cantaxantina, achiote, licopeno, curcumina, carbón vegetal, riboflavina, caramelo, extracto de pimienta, capsantina, capsorrubina y una variedad de antocianinas (cianidina, peonidina, malvidina, delfinidina, petunidina, pelargonidina).
Estos colorantes de origen vegetal son biodegradables y compatibles con el medio ambiente, también son menos alergénicos y menos tóxicos que los sintéticos. Debido a los efectos nocivos, algunos de estos últimos fueron prohibidos en diferentes países. Los colorantes de origen vegetal también pueden ser relevantes por sus propiedades adicionales; como su actividad antioxidante y antimicrobiana, entre otras, que pueden ser otro gran beneficio para su aplicación en la industria cosmética. Los colorantes derivados de plantas pertenecen a diferentes grupos químicos como carotenoides, polifenoles, quinonas o alcaloides.

Polifenoles como colorantes vegetales

Antocianinas

El subgrupo de flavonoides que es el principal responsable de dar color comprende las antocianinas. Las plantas ricas en antocianinas incluyen grosella negra, arándano, frambuesa, rosa silvestre, baya del saúco, uvas rojas, chokeberry, mora, aciano y maíz negro. Las antocianinas también se encuentran en los pétalos de las flores como hibisco o malva y en las hojas de ruibarbo. Están presentes en frutos, flores, hojas e incluso órganos de almacenamiento.

La cantidad de grupos hidroxilo y metoxilo presentes en las moléculas de antocianina afecta el color: el grupo hidroxilo da un tono más azulado, mientras que el metoxilo imparte un tono más rojizo. El principal problema de las antocianinas y otros colorantes botánicos es su inestabilidad, que en la práctica significa perder su color. Las antocianinas son sensibles a la luz, el oxígeno y la temperatura.
Para mejorar la estabilidad del color de las antocianinas, se pueden aplicar factores a corto y largo plazo. El primero se refiere a la copigmentación y la autoasociación, mientras que el segundo se refiere a la creación de colorantes poliméricos o piranoantocianinas.

Las antocianinas también pueden adsorberse en compuestos inorgánicos. Esta observación puede usarse para producir compuestos insolubles que consisten en tintes derivados de plantas y sustratos inorgánicos para aplicación cosmética. Además, se han aplicado extractos de plantas ricos en antocianinas como colorantes en la formulación de barras de labios. Una prueba mostró que las antocianinas se podían aplicar como colorantes en productos cosméticos a base de lípidos.

Sensient Technologies

Sensient Technologies es uno de los mayores fabricantes de pigmentos, colores y materias primas para los mercados cosmético.

► Ver 👉 mas sobre la Empresa

Aplicaciones de isoprenoides

Los isoprenoides también se denominan terpenoides y se dividen en tres grupos: iridoides, carotenoides y quinonas.

Las plantas más populares que contienen iridoides son las plantas dicotiledóneas como Gardenia jasminoides, cuyos frutos maduros se utilizan ampliamente como colorante natural. Esta planta puede ser una fuente de pigmentos azules, amarillos y rojos. El glucósido iridoide más importante y principal obtenido de Gardenia jasminoides es el genipósido. La reacción del ácido geniposídico con aminoácidos como el ácido glutámico y la arginina con la adición de ácido cítrico produce un polímero rojo púrpura. Este es soluble en agua, estable en un amplio rango de pH, pero sensible a la luz.

Carotenoides

Los carotenoides son terpenoides creados por ocho unidades isoprenoides y producidos por la vía isoprenoide. Son responsables de dar colores como el rosa, el rojo, el amarillo y el naranja. Las fuentes de carotenoides incluyen tomate, achiote, zanahoria, melocotón, calabaza, aceite de palma roja, pimentón, azafrán y rosa silvestre. En textiles, alimentos y cosméticos, por ejemplo en autobronceadores, se pueden aplicar diversas fuentes de carotenoides.

  • Achiote: Contiene norbixina y bixina y se puede utilizar como extracto soluble en agua, extracto soluble en aceite o suspensión en aceite. El colorante de achiote imparte un tono rojo o naranja y, a menudo, tiene una buena estabilidad, pero su color depende del pH. Como fuente de colorante en productos cosméticos, se usa en las fórmulas de las barras de labios.
  • Caléndula: Otra fuente de carotenoides es la caléndula, una hierba anual que contiene luteína cuyos pétalos de flores secas se utilizan para teñir. La caléndula es una fuente de un tinte estable al calor y estable a la luz de alto poder tintóreo, que se puede mezclar con aceite vegetal, gelatina o silicato de calcio.
  • Azafrán: Se obtiene a partir de estigmas secos de Crocus sativus. Sus principales compuestos activos son safranal, crocina y picrocrocina. Es fácilmente soluble en agua, lo cual es una gran ventaja. El azafrán se caracteriza por su alto poder colorante y buena estabilidad; además, no se desvanece rápidamente. Las soluciones de azafrán son en gran parte estables en medios ácidos y alcalinos gracias al contenido de ácidos dicarboxílicos, ésteres, compuestos nitrogenados y crocina.

Quinonas

El espectro de color de las quinonas es muy amplio, desde el morado oscuro hasta el naranja y el amarillo. Las más conocidas incluyen alizarina, rubiadina, xantopurpurina, purpurina, alcana, crisarobina y cochinilla. La naftoquinona-lawsona de Lawsonia alba se usa ampliamente en fórmulas cosméticas para teñir el cabello. Otro ejemplo de naftoquinona es la shikonina, que fue utilizado para producir pintalabios, despertando gran interés en el mercado cosmético. El juglon, que se encuentra en las nueces, se puede aplicar en fórmulas cosméticas como tintes para el cabello, con intensidad del color fue aceptable y sin irritación.

El color es uno de los principales factores que atrae a los consumidores, especialmente en el contexto de la cosmética. El desarrollo de productos coloreados con colorantes vegetales en el mundo actual puede aumentar el interés del consumidor en un grado aún mayor. Los colorantes como los flavonoides, antocianinas, o carotenoides se consideran más beneficiosos para la salud humana y el medio ambiente y se percibe que no muestran efectos secundarios en comparación con los artificiales; siendo una fuente de color exigente, pero no imposible y podrían usarse más ampliamente como una alternativa potencial a algunos colorantes sintéticos.

Suscribete a nuestro canal

★ Descubre nuestro Canal de Youtube

👇👇👇

Entrevistas Exclusivas a Profesionales de la Industria.

Nuevos Lanzamientos y Tendencias del Mercado.

👇👇👇

VER AHORA

▷ VIDEO RECOMENDADO PARA TI – 👉 Descubre nuestro canal aquí

Articulos relacionados

WEBINAR de SALUD Y SEGURIDAD OCUPACIONAL en apoyo a la pandemia con la Norma ISO 45001

Paola Gioffre

Vytrus Biotech los expertos en Biotecnología Moderna expanden sus horizontes

Paola Gioffre

Uso futuro de Micropartículas de lignina Biodegradables para Cosmética

Paola Gioffre

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer mas