fbpx
Image default
FORMULACIONES

¿Pueden las proteasas aumentar los beneficios de los productos para el cuidado de la piel?

Las funciones de barrera epidérmica y la descamación fisiológica dependen de las interacciones de varias proteasas e inhibidores de proteasas para que se produzca un funcionamiento óptimo.

A medida que la piel humana envejece, la tasa de descamación y reemplazo de células epidérmicas disminuye significativamente con el tiempo. El desacoplamiento de “células perdidas” (corneocitos descamados) versus “células de reemplazo” (nuevas células epidérmicas producidas por la capa basal) está al menos parcialmente relacionado con la actividad de proteasa endógena reducida. Ocurre en asociación con disfunción de la barrera de permeabilidad SC y piel xerótica.

Las proteasas se clasifican actualmente en seis grupos amplios en función de su dominio catalítico. Estas son serina proteasas, cisteína proteasas, aspartato proteasas, treonina proteasas, proteasas de ácido glutámico y metaloproteasas (también denominadas metaloproteinasas). Se cree que las proteasas en al menos las tres primeras categorías están involucradas en el proceso de descamación.

Aplicación cutánea de proteasas

Las proteasas se han utilizado comúnmente durante varios años en productos dermatológicos aplicados para desbridar heridas necróticas y escaróticas, tales como decúbitos y úlceras cutáneas. La diversidad de proteasas y sus fuentes biológicas, sus diversas propiedades en la piel y la evaluación de aplicaciones clínicas han llevado a al desarrollo de formulaciones de proteasas que parecen ser aplicables para usos dermatológicos distintos al desbridamiento de heridas. Tales aplicaciones han sido diseñadas para lograr la limpieza de la piel, hidratación, mejoras en las características y apariencia de la superficie de la piel, restauración y mantenimiento de la función de barrera de permeabilidad. 

Incorporación de proteasas en formulaciones para el cuidado de la piel

La barrera de permeabilidad epidérmica, que involucra principalmente a la CS, está comprometida por una variedad de factores exógenos y endógenos. Los factores exógenos incluyen cambios en la humedad, la mala cuidado de la piel y los medicamentos sistémicos. Los factores endógenos incluyen trastornos inherentes subyacentes, como piel atópica, xerosis sin atopia, ictiosis, piel facial de rosácea, piel psoriásica, piel fotodañada y piel envejecida.

El compromiso de la barrera de permeabilidad SC que excede la capacidad de autorreparación conduce a una mayor pérdida de agua transepidérmica (TEWL). Además a disminución de la hidratación epidérmica y alteración de la descamación; lo que resulta en una piel seca, escamosa y propensa fisuras.

La alteración de la descamación causa una separación incompleta de los corneocitos individuales; lo que conduce a una “aglutinación de corneocitos”, que se traduce clínicamente en escamas visibles en la superficie de la piel.

Una importante respuesta de reparación inmediata inherente a la piel humana es el aumento en la liberación de IL-1, TNF e IL-6. Este perfil de citoquinas de arranque funciona para desencadenar la reparación de la barrera de permeabilidad SC para revertir el aumento de TEWL. Así se logra restaurar el contenido y el gradiente de agua SC fisiológicos.

Proteasas para aumentar los resultados beneficiosos para el cuidado de la piel

El uso de proteasas en formulaciones para el cuidado de la piel no tiene como objetivo “apagar” los efectos fisiológicos de proteínas endógenas específicas, como citocinas, factores de crecimiento, proteínas inhibidoras y otras enzimas. Más bien, el tipo y concentración de la proteasa utilizado están diseñados para suavizar los efectos de las proteínas endógenas pro-inflamatorias; y en algunos casos para proporcionar algunos efectos protectores ventajosos sobre algunas proteínas endógenas.

Por lo tanto, los productos que contienen proteasas pueden justificar el uso de diferentes mezclas de proteasas para lograr efectos específicos, ofrecen la ventaja de no ser esteroides. Además si se estabilizan adecuadamente, pueden incorporarse a vehículos con propiedades hidratantes y restauradoras de barrera eficaces y una tolerancia cutánea favorable. La inclusión de una proteasa o mezcla de proteasas específica puede potencialmente aumentar los efectos de humectación / reparación de barrera en comparación con los productos convencionales para el cuidado de la piel.

El desarrollo de formulaciones para el cuidado de la piel con proteasa

Se ha demostrado que una formulación de mezcla de proteasas alivia el prurito en sujetos con picazón después de quemadura con resultados alentadores; una respuesta posiblemente relacionada con la mejora de los efectos de la sustancia P y potencialmente otros neuropéptidos. Se han evaluado productos tópicos que contienen proteasa. Un estudio piloto observacional evaluó el uso de un limpiador de piel antimicrobiano y una loción de mezcla de proteasa en pacientes con psoriasis.

En la evaluación piloto de seis semanas se mostraron reducciones significativas en las calificaciones de gravedad de la enfermedad en la semana 3 y la semana 6 en comparación con el valor inicial con aplicación de la loción que contiene proteasa dos veces al día y uso del limpiador antimicrobiano. Además, se observaron disminuciones en el eritema, descamación, induración y prurito en los sitios de lesión.

Se necesitan estudios clínicos adicionales bien diseñados para definir mejor el uso óptimo y los resultados clínicos con las formulaciones tópicas que contienen proteasa.

Nuevas formulaciones tópicas

Con el tiempo, es probable que los avances en la evaluación de las fuentes y propiedades de varias proteasas y la estabilización mejorada en vehículos tópicos estimulen el desarrollo de productos más nuevos diseñados para lograr resultados específicos.

La evidencia sugiere que la mezcla de proteasas puede disminuir la inflamación de la piel al suavizar los efectos de ciertas proteínas fisiológicas clave. El objetivo de quienes desarrollan formulaciones que incorporan tecnología de proteasas es que estos productos sirvan una función complementaria racional que respalda el régimen terapéutico médico; a través de una limpieza suave, humectación y contribución a la mejora de las vías inflamatorias comunes a muchas dermatosis.

Articulos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer mas