fbpx
Image default
BIOTECNOLOGIA EMPRESAS INGREDIENTES INNOVACIONES INVESTIGACION NANOTECNOLOGIA PAISES PIEL PRODUCTOS ROSTRO TECNOLOGIA

Cambios en la microbiota cutánea después del lavado

La piel es un ecosistema en un delicado y dinámico equilibrio entre la microbiota cutánea y el huésped. El entorno externo desafía constantemente este equilibrio dinámico y su resiliencia, entendida como la capacidad de contrarrestar y responder o recuperarse de las perturbaciones externas, es fundamental para el mantenimiento de una piel sana.

Una limpieza eficaz está garantizada por tensioactivos, agentes limpiadores que se componen de una región hidrofílica e hidrofóbica. En una solución acuosa, los tensioactivos se organizan en micelas, que eliminan sustancias aceitosas, como el sebo.
Los agentes limpiadores tienen un impacto en las propiedades biofísicas de la piel que influyen en su pH, contenido de lípidos e hidratación. Se sabe que los tensioactivos interactúan con las proteínas del estrato córneo, como la queratina. Así provocan su desnaturalización y la hinchazón del mismo.

El pH fisiológico de la piel está por debajo del valor de 5 y es el resultado de diferentes mecanismos pasivos y activos. Entre los componentes de la superficie de la piel se encuentran el ácido láctico, que se produce naturalmente en el sudor ecrino y como producto de los procesos metabólicos epidérmicos; así como los ácidos grasos libres que provienen de la hidrólisis de fosfolípidos mediada por lipasa durante el proceso de cornificación.

La microbiota comensal residente también contribuye al mantenimiento del pH bajo de la superficie de la piel. Esto representa el medio óptimo para muchas enzimas epidérmicas, secretando metabolitos ácidos y asegurando al mismo tiempo un mecanismo de defensa contra patógenos.

Microbiota cutánea y sus alteraciones

Se reconoce ampliamente que la microbiota cutánea es de suma importancia para el mantenimiento de la salud. Es un ecosistema dinámico continuamente expuesto a factores ambientales intrínsecos, relacionados con el hospedador y extrínsecos que, en conjunto, contribuyen a su ecología. Estudios recientes muestran que cada individuo tiene una “nube” microbiana personal única. Esta emite entre 106 y 107 microbios asociados a la piel por hora, lo que resulta en una deposición significativa de biomasa en el entorno construido.

Otros factores como la temperatura y la humedad ambiental, la ventilación, la co-ocupación, el contacto con el ambiente externo, la calidad del aire y la luz ultravioleta también contribuyen a la variación individual en la colonización de la microbiota cutánea.
Incluso la cantidad de áreas verdes y biodiversidad en la vegetación que rodea la residencia principal es un factor importante que da forma a la composición de la microbiota comensal. Además influye en la inmunotolerancia.

Durante las actividades de rutina, los lavados corporales pueden incluir una variedad de ingredientes que pueden interactuar con el microbioma de la piel. Son de interés una clase de compuestos higroscópicos, como el isomerato de sacárido, que se sabe que retienen el agua pero que también pueden ser metabolizados por la microbiota local. Como el gel de baño está en contacto con la piel durante un período corto, se desconoce el impacto que su composición pueden tener en la microbiota.

Efectos de la limpieza sobre la microbiota

Una amplia investigación describe los efectos de la limpieza de la piel sobre las propiedades biofísicas de ésta. También estudios recientes demostraron que los productos de belleza alteran la diversidad molecular y bacteriana.
Un estudio puso como objetivo evaluar la influencia de una formulación de gel de baño (jabón líquido) en la microbiota de la piel. Se centró en la estabilidad de la composición microbiana a lo largo del tiempo después de la limpieza de la piel. Además de revisar los cambios de composición asociados con la limpieza para identificar taxones abundantes de forma diferencial, asociados con el ingrediente activo isomerato sacárido.

Diversidad y abundancia relativa

En este estudio, durante un período de siete días, a los voluntarios se les permitió usar solo un limpiador suave que se definió en el protocolo del estudio y fue el mismo para todos los participantes. Curiosamente, se encontró que la fase de lavado ya tenía un impacto en el microbioma de la piel.

Un análisis de qPCR se realizó para cuantificar la cantidad de ADN de dos bacterias específicas. Estos son comensales cutáneos bien conocidos: Staphylococcus epidermidis y Cutibacterium acnes.
Los datos cuantitativos coincidieron perfectamente con la disminución de la abundancia relativa de Staphylococcus y, además, revelaron una reducción de Staphylococcus epidermidis después de la fase de lavado.
Aunque Staphylococcus seguía siendo el género más abundante, hubo un gran aumento en la abundancia relativa del género Micrococcus. Este género se haobservado como parte de la microbiota cutánea común y se puede encontrar fácilmente en el suelo, el aire y otros entornos.

Después de siete días de usar el gel de baño 80 especies tuvieron diferencias significativas antes de la corrección de errores por familia. Dentro de estas 80 especies, Stapyhlococcus succinus, Corynebacterium glutamicum y Rothia mucilaginosa fueron de interés debido a la relevancia de su género parental.
S. Succinus aumentó en el tratamiento activo y puede ser un inmunomodulador importante. C. glutamicumse redujo en el tratamiento activo y se considera que forma parte de un grupo de bacterias «corineformes» que están cada vez más implicadas en infecciones importantes.
La reducción de esta y otras bacterias «corineformes» detectadas mediante el tratamiento activo puede desempeñar un papel en el manejo diario de las infecciones oportunistas de este grupo.

Marcos de referencia

El uso de «marcos de referencia», aunque sigue siendo un enfoque nuevo y novedoso para evaluar las asociaciones microbianas; representa un avance en las técnicas que se muestra prometedor en el manejo de datos de composición y puede mejorar las conclusiones que sacamos. Si bien el enfoque del “marco de referencia” no designa asociaciones de valor para la abundancia diferencial, muestra una “mayor capacidad para identificar taxones correctos”.

Este estudio reveló cambios microbianos asociados con la limpieza y permitió evaluar los efectos beneficiosos del isomerato de sacárido en la piel. A pesar de la perturbación tanto a corto como a largo plazo debido a la limpieza de la piel, la microbiota cutánea demostró ser resistente y capaz de restablecerse y adaptar su composición. El gel de baño activo proporcionó beneficios potenciales interesantes al reducir las llamadas “corineformas” como B.casei y R.mucilaginosa, bacterias que están cada vez más implicadas en las infecciones de la piel. Por otro lado, se demostró que la bacteria beneficiosa, P. Marcusii, se enriquecía cuando se usaba la formulación activa.

Los métodos actuales para estudiar el microbioma cutáneo basados en la abundancia relativa de microbios son propensos a altas tasas de falsos descubrimientos; por eso la nueva metodología aplicada en este estudio constituye un enfoque analítico novedoso y exitoso para evaluar conjuntos de datos microbiológicos para la industria del cuidado personal.

Si te pareció interesante este articulo te recomendamos ver el siguiente video

Articulos relacionados

Colágeno hidrolizado líquido

admincosmetic

Bioestimulación facial : El tratamiento para rejuvenecer la piel.

Paola Gioffre

Ingredientes Botánicos: nuevos materiales para la innovación

admincosmetic

Deja un Comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer mas