fbpx
Image default
ARGENTINA CHILE EMPRESAS FORMULACIONES INTERNACIONAL INVESTIGACION LATINOAMERICA NANOTECNOLOGIA PAISES

Lípidos en la industria cosmética

Los lípidos en la industria cosmética son usualmente derivados de plantas, que se usan para satisfacer la alta demanda. Particularmente los lípidos derivados de semillas oleaginosas como los aceites de palma, soja, colza y girasol son los más comunes. La creciente demanda de lípidos planteó algunas preguntas, entre ellas la menor disponibilidad de tierras cultivables y el consumo de recursos.

Los microorganismos representan una alternativa sostenible a las fuentes de lípidos. Se sabe que tanto los microorganismos procariotas como eucariotas producen lípidos en diferentes cantidades y composiciones. Cuando su contenido de lípidos supera el 20% de la biomasa seca se clasifican como “oleaginosos”. Los tres diferentes grupos familiares de microorganismos oleaginosos son las microalgas, los hongos (mohos y levaduras) y las bacterias.

Lípidos para usos cosméticos

Los cosméticos son mezclas de sustancias estables y homogeneizadas, resultantes de una combinación exacta de principios activos, excipientes y aditivos. Estas son las sustancias que aseguran la forma farmacéutica deseada y las sustancias añadidas para preservar la producto y mejorar sus propiedades organolépticas.

La producción de cosméticos está cuidadosamente regulada para garantizar la seguridad de los consumidores. Los aceites minerales y las ceras son compuestos estables y dermatológicamente bien tolerados, utilizados para regular la viscosidad de las formulaciones. También para propiedades protectoras y lubricantes. Estos se preparan a partir de petróleo crudo natural a través de varios pasos de refinación para eliminar sustancias potencialmente tóxicas. Además, los aceites minerales son hipoalergénicos, muy estables y no susceptibles a la oxidación o rancidez.

Aunque se aplican regulaciones estrictas, surgen muchas preocupaciones sobre la posibilidad de encontrar trazas de disolventes en las formulaciones finales. De ahí que la intención de reemplazarlos por aceites vegetales, aún no se implemente del todo porque los químicos son más competitivos económicamente. Por estas razones, la necesidad de sustitución de productos químicos leva a las industrias cosméticas a buscar incesantemente innovaciones.

Ingredientes naturales para belleza

Uno de los retos actuales es encontrar ingredientes naturales para satisfacer las solicitudes de los clientes; cada vez más orientados por una mayor conciencia sobre la importancia de utilizar productos de calidad y medioambientalmente sostenibles. Las fuentes marinas y específicamente las algas representan alternativas válidas de nuevas materias primas.

Las sustancias activas que conducen a la utilización de algas en cosmética son extremadamente diferentes (polisacáridos, proteínas, péptidos, aminoácidos, ácidos grasos, esteroles, glicolípidos, fosfolípidos, pigmentos, compuestos fenólicos, vitaminas) aunque se utilizan principalmente como agentes espesantes y gelificantes.

Los lípidos constituyen una entre las diferentes categorías de ingredientes cosméticos. Además de los lípidos de origen químico, se puede utilizar una amplia gama de aceites y grasas vegetales y animales como bases neutras e ingredientes bioactivos; pero hoy en día los lípidos y sus derivados en las formulaciones cosméticas son de origen vegetal o biotecnológico. Los tipos de lípidos comúnmente utilizados en cosméticos incluyen triacilglicéridos, ceras, ceramidas, glicerofosfolípidos, esteroles, lípidos hidrogenados, esterificados y oxidados

Lípidos como agentes hidratantes

Los lípidos realizan diferentes funciones en las formulaciones cosméticas. Son agentes hidratantes que limitan la pérdida de agua a través de diferentes mecanismos. La primera forma es la oclusión, que se obtiene colocando una película impermeable sobre la piel para retrasar la evaporación del agua de la superficie. Las sustancias que se utilizan típicamente para estos fines son hidrocarburos, ácidos grasos, alcoholes grasos, ceras vegetales, fosfolípidos y esteroles. Otro mecanismo se realiza aplicando sustancias humectantes a la superficie de la piel para atraer el agua.

Una forma adicional de hidratación es el uso de matrices hidrófilas que forman una capa protectora física sobre la piel que evita la evaporación. Entonces, la fotoprotección se considera una forma indirecta de hidratación que utiliza ingredientes de protección solar que previenen el daño celular y la deshidratación relacionada.

Emolientes cosméticos

Los lípidos son agentes emolientes y suavizantes para la piel. Esto se debe a la capacidad de las sustancias aceitosas delgadas de depositarse temporalmente entre los corneocitos y suavizar sus bordes.

Los lípidos se utilizan como tensioactivos y emulsionantes, para reducir la tensión superficial entre la superficie de la piel y el producto. También para mantener el agua y el aceite mezclados en un producto. Los tensioactivos facilitan la formación de emulsiones entre líquidos de diferentes polaridades debido a su estructura química con restos hidrófobos e hidrófilos. Su anfifilicidad realiza acciones detergentes, humectantes, emulsionantes, solubilizantes, dispersantes y espumantes. En cosmética, los éteres de polietilenglicol son los tensioactivos comerciales tradicionales más utilizados.

Hoy en día, existe un mayor uso de biosurfactantes, generalmente clasificados en glicolípidos, lipopéptidos, fosfolípidos, ácidos grasos y compuestos poliméricos según sus estructuras químicas. Los biosurfactantes se utilizan debido a sus propiedades físico-químicas, actividades biológicas, biocompatibilidad y biodegradabilidad. Los soforolípidos, ramnolípidos y manosileritritol lípidos son los glicolípidos más conocidos con aplicación a la tecnología cosmética y farmacéutica.

Texturizantes y conservantes

Los lípidos también pueden funcionar como texturizantes, para dar consistencia a productos similares a geles para mejorar la untabilidad y la consistencia del tacto, y como portadores de color y fragancia. Los pigmentos son ejemplos de moléculas de color lipídico para aplicaciones industriales. En cambio, los aceites esenciales pueden impartir aromas agradables en diferentes productos, además, pueden actuar como conservantes y agentes activos y, simultáneamente, ofrecer diversos beneficios a la piel.

Como portadores de conservantes, los lípidos pueden prevenir el crecimiento de bacterias. Hay varios ejemplos del uso de lípidos como parte de un sistema conservante en cosméticos. En el pasado, los lípidos se han utilizado como potenciadores de la penetración en cosmética y recientemente se han utilizado como nanopartículas como nanoesferas de lípidos sólidos, liposomas, nanosomas y portadores de lípidos nanoestructurados para el suministro de moléculas bioactivas.

Microalgas como fuente de lípidos en la industria cosmética

Como ya se ha mencionado, los lípidos en la industria cosmética se utilizan en diferentes sectores y son en su mayoría de origen animal, vegetal o biotecnológico. En este contexto, las microalgas podrían presentar numerosas ventajas. Tienen una fuerte capacidad de adaptación ambiental por lo que no compiten con los cultivos terrestres por tierras arables, requieren menos agua, exhiben una rápida producción de biomasa cuando están en condiciones favorables y muestran altos contenidos de aceite, superiores a los cultivos oleaginosos terrestres.

Acerca de las muchas ventajas asociadas con la producción de lípidos microbianos, la posibilidad de manipular la maquinaria genética de los microorganismos para producir las moléculas lipídicas deseadas con un alto valor económico es de lo más interesante. El sector cosmético siempre está en busca de nuevos ingredientes para formulaciones de productos innovadoras.

Aunque todavía quedan numerosos problemas por resolver para extender la producción de lípidos en la industria cosmética a partir de microalgas a gran escala, éstas son un recurso sostenible prometedor para la producción de lípidos y muchas otras moléculas bioactivas.

▷ VIDEO RECOMENDADO PARA TI – 👉 Descubre nuestro canal aquí

Articulos relacionados

El ácido bio-succínico y sus propiedades en cosméticos

admincosmetic

Botánica y ciencia cosmética.

Paola Gioffre

Biomedicina herbal para tratamiento tópico dermatológico

Paola Gioffre

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer mas