Image default
CONTROL LATINOAMERICA NANOTECNOLOGIA PAISES

Enfermedades de contaminación microbiana

Las enfermedades de contaminación microbiana, como las producidas por Staphylococcus aureus pueden causar infección cuando penetran la piel a través de una cortadura o una úlcera o cuando dichas bacterias ingresan al cuerpo a través de un catéter o un tubo de respiración. La infección puede ser menor y local (por ejemplo, un grano) o puede ser más seria.

La mayoría de las infecciones por Staphylococcus aureus se presentan en personas con sistemas inmunitarios débiles, generalmente pacientes que se encuentran en hospitales y centros médicos de cuidados a largo plazo.

Muchos microorganismos pueden llegar a producir toxinas constituyendo un riesgo sanitario especialmente en formas farmacéuticas orales (Bacillus cereus, Staphylococcus aureus y hongos filamentosos) o pueden provocar el deterioro de un producto cosmético como consecuencia de su crecimiento alterando sus características organolépticas

Causas

Los principales causantes de contaminación microbiana de productos cosméticos son:

  • Pseudomonas aeruginosa.
  • Staphylococcus aureus.
  • Escherichia coli.
  • Salmonella spp.
  • Clostridium spp.
  • Hongos filamentosos y levaduras.
  • Candida albicans.

Las infecciones por Staphylococcus aureus resistente a meticilina son conocidas como infección por MRSA (Methicillin-resistant Staphylococcus aureus) un tipo de bacteria potencialmente peligrosa que es resistente a ciertos antibióticos. Así puede causar infecciones de la piel y de otro tipo (Moreillon P. 2011).

Se propaga mediante el contacto directo con la infección de otra persona, tocando superficies o elementos contaminados con la bacteria o compartiendo objetos personales, que hayan tocado la piel infectada. También está relacionada con cuidados médicos o intrahospitalaria o sus siglas HAMRSA (Hospital acquired or health care associated methicillin resistant Staphylococcus Aureus).

Las personas que han sido hospitalizadas o que se han sometido a una cirugía dentro del último año tienen un alto riesgo de padecer esta afección, al igual que las personas que reciben ciertos tratamientos, tales como diálisis. Estas bacterias son responsables de un gran porcentaje de infecciones intrahospitalarias (Moreillon P. 2011).

Durante los últimos años, se han incrementado las infecciones por Staphylococcus aureus resistente a meticilina en personas no consideradas de alto riesgo. De esa manera aumentan las enfermedades de contaminación microbiana. Estas infecciones, conocidas como MRSA extra hospitalarias o sus siglas CAMRSA (community acquired methicillinresistant Staphylococcus aureus), se presentan en personas sanas que no tienen antecedentes de hospitalización en el último año.

Muchas de estas infecciones han ocurrido entre atletas que comparten equipos o elementos personales (como toallas o máquinas de afeitar) y niños en guarderías.

Evaluación de la calidad microbiológica

Las infecciones Cutáneas: normalmente provocan un área con enrojecimiento, inflamación y además dolor en la piel. Otros síntomas pueden ser:
– Un absceso cutáneo.
-Secreción de pus u otros líquidos del sitio.
-Fiebre.
-Calor alrededor del área infectada.
– Hinchazón del sitio

Los síntomas de una infección más seria pueden ser:
– Erupción cutánea.
– Dificultad para respirar.
– Fiebre.
– Escalofrío.
– Dolor en el pecho.
– Fatiga.
– Dolores musculares.
– Dolor de cabeza

Los conservantes suelen añadirse a las preparaciones cosméticas para evitar el crecimiento de contaminantes microbiológicos tras la producción. En los ensayos de eficacia de conservantes se inyectan diferentes bacterias a las muestras de productos cosméticos, tales como Staphylococcus aureus, Escherichia coli y hongos como Candida albicans, y se evalúan de forma regular durante el periodo de ensayo para comprobar los niveles de contaminación.

Muchos microorganismos pueden llegar a producir toxinas constituyendo un riesgo sanitario especialmente en formas farmacéuticas orales (Bacillus cereus, Staphylococcus aureus y hongos filamentosos) o pueden provocar el deterioro de un producto cosmético como consecuencia de su crecimiento alterando sus características organolépticas.

En las pruebas de evaluación de contaminación microbiana en un cosmético se recomienda incluir un mínimo recuento de bacterias aerobias mesófilas y detectar la presencia de los patógenos de mayor riesgo potencial: Staphylococcus aureus, Candida albicans, Escherichia coli y Pseudomonas aeruginosa.

Articulos relacionados

Aceite Seco: El poder del aceite vegetal con acabado satinal

Paola Gioffre

BB Glow: El tratamiento cosmético nacido en Corea

Paola Gioffre

Cannabinoides y sus aplicaciones en cosmetica y bienestar

admincosmetic

Deja un Comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer mas