fbpx
Image default
AUTORIZACIONES COLORES CONSUMIDOR FINAL CONTROL CONTROL DE CALIDAD ECUADOR INVESTIGACION LATINOAMERICA MAQUILLAJE MAQUINAS PAISES PRODUCTOS REACTORES REGLAMENTOS SALUD

Cosméticos con plomo ¿Cómo saber si el maquillaje contiene plomo?

Existen muchas investigaciones que corroboran los cosméticos con plomo, aunque a lo largo del tiempo se ha logrado el desarrollo de formulaciones cosméticas inteligentes a través de la combinación exacta de cada ingrediente, permitiendo de esta manera el desarrollo de cosméticos seguros y tecnológicamente mejor elaborados.

La Historia del maquillaje con plomo

Los pigmentos usados como agentes colorantes por los pueblos antiguos estarían ahora prohibidos por estar compuestos por sustancias peligrosas. Por ejemplo: para el maquillaje de la cara el plomo blanco daba un color pálido, el fósforo rojo se usaba como colorante para añadir un toque de color a las mejillas y el cinabrio amarillo (HgS) daba brillo a los labios.

Se acentuaba la intensidad de los ojos usando sombra de oropimente (As2S3) y máscara de pestañas de estibinita (Sb2S3). Es decir que estos cosméticos solían contener metales pesados como plomo, arsénico, mercurio y antimonio, los cuales, a pesar de contribuir a la belleza, representaban un riesgo para la salud.

Detección de plomo en cosméticos

Existen muchas otras investigaciones que corroboran la presencia de metales pesados en formulaciones cosméticas actuales como: tintes de cabello, maquillaje, sombras y labiales que han producido daños en el consumidor.

¿Cuáles son los daños que provocan los cosméticos con plomo?

La presencia de plomo en cosméticos con una concentración por encima de los límites establecidos en la norma (NOM-119-SSA1-1994), provocaría daños al sistema nervioso, reproductor, óseo y sería altamente carcinogénico.

A pesar de que en la industria cosmética la FAAS ha tenido un especial uso en el análisis de labiales, la FDA (Food an Drug Administration, por sus siglas en inglés) no determina un límite de plomo en labiales y en los cosméticos en general, lo que sí ha determinado es el límite de plomo como impureza en aditivos de colores que se ha logrado fijar en 20 ppm (FDA, 2011). Y es que el tema de la bioacumulación de plomo en el organismo ha despertado un amplio interés, ya que aunque los valores de plomo en los productos cosméticos estén dentro del límite aceptable, su uso frecuente generaría una acumulación que estaría siendo causa de intoxicación en el ser humano.

¿Como saber si un cosmético tiene plomo?

La espectroscopia de absorción atómica (AAS por sus siglas en inglés Atomic Absorption Spectroscopy), es una técnica extremadamente sensible, y especifica debido a que las líneas de absorción atómica son considerablemente estrechas (de 0,002 a 0,005 nm) y las energías de transición electrónica son únicas para cada elemento (Skoog et al., 2001).

Al igual que la FAAS, la sensibilidad de la de absorción atómica por atomización de llama está en el orden de los ppm.
En la industria cosmética tiene una enorme aplicación para determinaciones cualitativas y cuantitativas de metales pesados presentes en los productos que podrían desencadenar procesos alérgicos para los consumidores o presentarse fenómenos oxidativos indeseados para el fabricante en los productos finales.

En cuanto al tratamiento de muestras para AAS, en la actualidad se dispone de equipos como los digestores de microondas, que ayudan a que esta tarea de tratamiento previo de la muestra no sea complejo, dando como resultado una preparación confiable de la muestra para realizar el análisis. Una de las razones más importantes de su uso está asociada con el ahorro de tiempo que ofrece en relación con las descritas anteriormente, también evita la perdida de elementos volátiles así como la contaminación de los vapores de ácidos en el ambiente del laboratorio, asimismo evita contaminación de las muestras al utilizar mínimas cantidades de ácido y se pueden procesar varias muestras al mismo tiempo.

Presencia de Plomo en la investigación de Nuevos Productos Cosméticos

El plomo (Pb) es un metal pesado que cuando ingresa en el organismo se acumula en los huesos. Este metal ingresa por las vías respiratorias o al ingerirlo, pasando desapercibido. La intoxicación por plomo puede tener efectos muy serios en la salud y especialmente en los bebés en periodo de formación; el plomo en la sangre de la madre puede causar abortos espontáneos, bebés prematuros o bebés con bajo peso y también puede afectar el desarrollo cerebral del niño cuando nace.

Por ello es de importancia asegurarse que futuras madres y niños pequeños no entren en contacto con productos que puedan contener Pb. Entre estos productos se pueden identificar: pinturas, cerámicas de artesanía, latas de alimentos soldadas, agua y cosméticos.

En la industria cosmética un punto crítico es el análisis de las materias primas, especialmente en el caso de los colorantes y pigmentos el plomo puede hallarse como una impureza. De ahí la necesidad de asegurar que el producto cosmético sea inocuo para el consumidor al ser utilizado en condiciones normales y al mismo tiempo sea
eficaz cumpliendo la función que declara en el envase, por lo que cada empresa debe ampliar sus criterios de seguridad y exigencia realizando controles de calidad de las materias primas hasta el producto terminado.

Restricciones para algunos productos

La legislación de los Estados Unidos y Europea establecen restricciones para algunos productos, como ejemplo tenemos el acetato de plomo; en el 2007 un informe demostraba que los labiales de 33 marcas mundialmente conocidas contenían niveles de plomo. En ellos se encontró trazas toleradas por la legislación internacional que no presentaban riesgo identificado para la salud humana. Así, la empresa privada argumentó que sus productos contienen niveles bajos de contaminantes y que no son nocivos.

Sin embargo, el problema es que los consumidores están expuestos repetidamente, día tras día, a estos niveles “bajos” del metal pesado y esa reiteración genera una bioacumulación, que es lo que al final puede acarrear problemas a la salud.

Las industrias cosméticas, sus departamentos de investigación realizan pruebas exhaustivas para asegurar de que los productos cosméticos no van a causar daño en el consumidor. El método de la espectrofotometría de absorción atómica de llama, es de mucha utilidad para la investigación de nuevos cosméticos que sean seguros para
la salud de los consumidores, al permitir detectar y cuantificar la presencia de metales pesados en los mismos, sobre todo la investigación de plomo resulta ser un tema de continuo interés, por los riesgos tóxicos que implica este metal en el ser humano.

👉 Descubre nuestro canal aquí
▷ VIDEO RECOMENDADO PARA TI

Articulos relacionados

WEBINAR de SALUD Y SEGURIDAD OCUPACIONAL en apoyo a la pandemia con la Norma ISO 45001

Paola Gioffre

Vitaminas esenciales, el futuro llegó

Paola Gioffre

Unilever realiza oferta vinculante para adquirir Garancia.

Paola Gioffre

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer mas