fbpx
Image default
SALUD

Senescencia celular y envejecimiento de la piel ¿Cuánto afecta la contaminación del aire?

La senescencia celular es una característica importante del envejecimiento de algunos tejidos, incluida la piel.

La piel humana está expuesta diariamente a diferentes factores ambientales, como los contaminantes del aire y la luz ultravioleta (UV). La contaminación del aire se considera un riesgo ambiental nocivo para la piel humana y se sabe que promueve el envejecimiento y la inflamación de este tejido. Esto lleva a la aparición de trastornos de la piel y a la aparición de arrugas y problemas de pigmentación.

De todos los factores del exposoma, se sabe que la luz solar es la más dañina y, por este motivo, el envejecimiento extrínseco de la piel también se conoce como fotoenvejecimiento. La exposición crónica de la piel a la luz solar conduce al envejecimiento de la piel, caracterizada por un aumento del estrés oxidativo, apoptosis, estimulación de la melanogénesis y daño directo al ADN, las membranas y las proteínas.
Un factor ambiental potencialmente grave, aunque menos reconocido, es la contaminación del aire ambiental (exterior). Como resultado de la rápida industrialización y urbanización, la contaminación ambiental se está convirtiendo en un grave problema de salud pública en todo el mundo.

Estudios recientes muestran que los contaminantes del aire, como las partículas (PM), pueden provocar el broncedo, envejecimiento y enfermedades inflamatorias de la piel. Como por ejemplo la dermatitis atópica (DA), el acné y las reacciones alérgicas.

Senescencia celular

La senescencia celular, que se considera un sello distintivo del envejecimiento, se define por un estado de detención proliferativa. Se sabe que está involucrada en la supresión y progresión tumoral, la remodelación de tejidos y el desarrollo embrionario. La acumulación y persistencia de células senescentes es una característica importante del envejecimiento de algunos tejidos, incluida la piel. Las células senescentes contribuyen a la disminución de la función tisular y conducen a cambios y patologías relacionados con la edad. Esta bien conocida interconexión entre la senescencia celular, el envejecimiento de la piel y las enfermedades de la piel a menudo está relacionada con procesos moleculares como la inflamación.

Las células senescentes se caracterizan por una morfología distinta, daño en el ADN, detención del ciclo celular, disfunción mitocondrial, deterioro de la calidad de las proteínas, inflamación y generación de especies reactivas de oxigeno (ROS). Además, las células senescentes no pueden proliferar ya que residen en una detención del ciclo celular, que en su mayoría es causada por una acumulación de daño en el ADN.

Microbioma y envejecimiento de la piel

Un cambio importante pero aún menos investigado que ocurre en la piel durante el envejecimiento es la alteración del microbioma de la piel. El microbioma de la piel humana consta de bacterias, hongos, virus, arqueas y otros microorganismos. Estos son esenciales para la homeostasis del cuerpo y, cuando no están regulados, pueden contribuir a la aparición de enfermedades. La piel de los individuos jóvenes es rica en bacterias del filo Firmicutes pero con la edad son reemplazadas por Bacteroides y Proteobacterias. Este desequilibrio de los microbios comensales de la piel que producen factores inmunitarios afecta al sistema inmunitario de la piel. Tal situación explica el mayor riesgo de invasiones patógenas y trastornos cutáneos relacionados con la edad.

Terapéutica y Cosmética

En los últimos años, los efectos de la contaminación del aire sobre la salud humana se han incrementado logarítmicamente. Como consecuencia, una tendencia de desarrollo y uso de cosméticos y terapias anticontaminantes se extendió en todo el mundo. La demanda de cosméticos y la industria del cuidado personal aumentó y condujo a una mayor investigación sobre la identificación de nuevos enfoques e ingredientes para cosméticos antipolución.
Varios estudios sugieren diferentes enfoques para proteger la piel de la contaminación del aire. Una medida para aumentar la protección de la piel es usar protector solar, lo que disminuye la posibilidad de que ocurra una fotorreacción.

Un enfoque adicional para proteger la piel de factores externos es el uso de preparaciones cosméticas que contienen probióticos y prebióticos. Los componentes de nuestra dieta también son beneficiosos. La piel expuesta a los rayos UV reveló cambios en la red elástica y de colágeno de la dermis. Incluidas la composición y el depósito de fibulina-5, que contribuye a la formación estructural de fibras elásticas como la elastina. Además, la suplementación oral con catequinas de té verde en combinación con vitamina C protegía específicamente a las fibras de fibulina-5 contra los cambios inducidos por los rayos UV.

Otros informes sugieren que los compuestos fenólicos, los fitoesteroles y las saponinas, ayudan contra el estrés oxidativo celular.

¿Cómo ayudan los Cosméticos contra la senescencia celular?

La recomendación del uso tópico de cosméticos puede ayudar a evitar o mitigar los daños en la piel. Además, para eliminar los productos químicos y disminuir la carga de partículas depositadas en la superficie de la piel tras la exposición a la contaminación del aire, se recomienda el uso de productos de enjuague y emolientes. De esta manera se reduce la pérdida de agua transepidérmica y aumenta la función de barrera de la piel.

La deposición de factores estresantes ambientales en la piel se puede prevenir con cosméticos formadores de película. Por último, la protección contra los efectos inductores del estrés oxidativo, puede reducirse mediante la aplicación de formulaciones con antioxidantes. El conocido antioxidante vitamina E tiene efectos beneficiosos sobre la piel, incluida la disminución de la expresión de Nrf2, la restauración del complejo mitocondrial I y el complejo IVl. Además de la recuperación de la integridad de la proteína desmosómica y la promoción de la migración celular.

Otro antioxidante de uso común en cosmética es l-ácido ascórbico (vitamina C), que puede neutralizar los radicales libres y prevenir la degradación del colágeno y la hiperpigmentación. Este antioxidante se combina principalmente con otros antioxidantes como la vitamina E, el ácido ferúlico, la l -selenometionina y la florectina y muestra efectos anti-fotoenvejecimiento in vivo e in vitro.

La última tendencia en el campo de la cosmética antipolución es el uso de ingredientes de origen natural o botánico. Hay varias ventajas de usar ingredientes naturales que incluyen el aumento de la eficacia cosmética y la reducción del riesgo de alergias e irritación. Además, la sociedad exige formulaciones más éticas, naturales y ecológicas en la investigación cosmética. En conclusión, la lucha contra la senescencia celular y el envejecimeinto es central en las investigaciones cosméticas.

¿Buscas crear un cosmético contra la senescencia celular?

Entonces no te puedes perder conocer el nuevo concepto de Lipotrue TELESSENCE

Nuevo Concepto para crear productos cosméticos que van dirigidos a tres tipos de estrés

Articulos relacionados

Vytrus Biotech alcanza el 100% de contenido de origen natural en todo su portafolio de activos

Paola Gioffre

Vitaminas esenciales, el futuro llegó

Paola Gioffre

Vichy Tendencias : Vichy presenta lo nuevo para hombres

Editor

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer mas