fbpx
Image default
PIEL

Factores intrínsecos y extrínsecos de estrés en la piel, ¿Como combatirlos?

El envejecimiento cutáneo se produce por factores intrínsecos y extrínsecos de estrés en la piel. Estos procesos de envejecimiento van acompañados de cambios fenotípicos en las células cutáneas; así como cambios estructurales y funcionales en los componentes de la matriz extracelular.

Cambios en el envejecimiento por factores intrínsecos y extrínsecos

El envejecimiento intrínseco de la piel es un proceso de cambio cronológicamente fisiológico. Los cambios histológicos más notables ocurren dentro de la capa de células basales. La investigación encuentra que a medida que una persona envejece, se reduce la proliferación de células en la capa basal.

Luego, la epidermis se vuelve más delgada y el área de la superficie de contacto entre la dermis y la epidermis disminuye. Esto da como resultado una superficie de intercambio más pequeña para el suministro de nutrientes a la epidermis; y una capacidad más debilitada de proliferación de células basales. Este proceso de disminución de la capacidad proliferativa de las células, incluidos los queratinocitos, fibroblastos y melanocitos, se denomina senescencia celular.

La exposición a la radiación UV es el factor principal del envejecimiento extrínseco de la piel; representa alrededor del 80% del envejecimiento facial. En contraste con la epidermis más delgada en la piel intrínsecamente envejecida, la epidermis irradiada con UV se espesa. Como la capa más externa de la epidermis, el estrato córneo es el más afectado. Esto debido a la falla en la degradación de los desmosomas de los corneocitos.

La disminución de la producción de colágeno contribuye a la formación de arrugas debido a la debilitada conexión entre dermis y epidermis. El colágeno tipo I disminuye en la piel fotoenvejecida debido a una mayor degradación del colágeno. Varias metaloproteinasas de matriz (MMP), serina proteasas y otras proteasas participan en esta actividad de degradación.
La piel fotoenvejecida acumula tejido elástico anormal en lo profundo de la dermis, un fenotipo patológico denominado elastosis solar. La radiación ultravioleta eleva la expresión de elastina en 4 veces, luego ocurre la elastólisis.

Mecanismos moleculares en el envejecimiento de la piel

  • Estrés oxidativo: Las especies reactivas de oxígeno (ROS) juegan un papel fundamental en las alteraciones de la matriz extracelular dérmica; tanto del envejecimiento intrínseco como del fotoenvejecimiento.
  • Daño en el ADN: La exposición persistente de la piel a la radiación ultravioleta aumenta el daño y las mutaciones del ADN; lo que conduce al envejecimiento prematuro o a la carcinogénesis.
  • Acortamiento de los telómeros: Los telómeros se acortan con cada división celular y finalmente dan como resultado la senescencia celular y un número limitado de divisiones celulares. La radiación ultravioleta conduce a una producción excesiva de ROS, lo que resulta en mutaciones de los telómeros y más muerte celular o senescencia.
  • Regulación de microARN (miARN): En los últimos años, se ha encontrado que la desregulación de miARN ocurre en la senescencia celular y el envejecimiento del organismo.
  • Acumulación avanzada de productos finales de glicación: Los productos finales de glicación avanzada (AGE) se forman mediante un proceso no enzimático llamado glicación; durante el cual las proteínas, los lípidos o los ácidos nucleicos se unen covalentemente a moléculas de azúcar como la glucosa o la fructosa. Esto da como resultado la inhibición de la función normal de las moléculas diana. La glicación está involucrada tanto en el envejecimiento intrínseco como extrínseco.
  • Inflamación: La inflamación desempeña un papel en el inicio y la progresión de enfermedades relacionadas con la edad, como la diabetes tipo II, la enfermedad de Alzheimer, las enfermedades cardiovasculares, la fragilidad, la sarcopenia, la osteoporosis y el envejecimiento de la piel. La radiación ultravioleta repetida sobreactiva el sistema del complemento; causando daño a la unión dermis-epidermis, en la que se depositan, y los macrófagos se sobrecargan con lípidos oxidados.

Tratamientos para el envejecimiento de la piel por factores intrínsecos y extrínsecos

Antioxidantes

Los antioxidantes como agentes reductores pueden aliviar el envejecimiento de la piel al neutralizar las ROS que ya se han formado. ROS activa la vía MAPK y posteriormente aumenta la producción de MMP que degrada el colágeno. Esto se puede prevenir con antioxidantes, como la vitamina C y la vitamina E, o enzimas antioxidantes, como la superóxido dismutasa, la catalasa, la glutatión peroxidasa y la coenzima Q10. Algunas plantas también se pueden utilizar como fuente natural de antioxidantes, como el té verde y el aloe vera.

El objetivo del tratamiento antioxidante es restaurar la homeostasis del oxígeno en lugar de eliminar por completo todos los oxidantes porque tienen sus funciones fisiológicas.

Terapia con células madre

El trasplante de células madre es una terapia prometedora para el tratamiento del envejecimiento de la piel. El trasplante de tejido adiposo podría mejorar la calidad de la piel en el sitio receptor además de aumentar el volumen de la piel. Otros experimentos demuestran que las células madre derivadas de tejido adiposo (ADSC) contribuyen a la regeneración de la piel durante el envejecimiento.

Retinoides

Los retinoides son químicamente similares a la vitamina A y la tretinoína es el primer retinoide aprobado para uso clínico. La aplicación tópica de tretinoína inhibe la AP-1, suprimiendo así la expresión de las MMP y previniendo la degradación del colágeno.
Se observa un aumento del grosor epidérmico y de las fibrillas de anclaje, y la piel intrínsecamente envejecida también puede beneficiarse de la aplicación tópica de retinoides.

Terapia de reemplazo de hormonas

Además de usarse en el tratamiento de los síntomas causados por la menopausia, la terapia de reemplazo hormonal (TRH) se usa para retardar el proceso de envejecimiento de la piel. La HRT mejora el grosor de la piel, el contenido de colágeno y la elasticidad y mejora la hidratación. Sin embargo, hay estudios que sugieren que la TRH aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de mama.

Antiinflamatorio

Dado que el mecanismo de inflamación de la piel está lejos de comprenderse por completo, se ha avanzado poco en el desarrollo de tratamientos específicos. El tratamiento de la línea celular de fibroblastos humanos con compuestos absorbentes de UV de aminoácidos similares a micosporinas (MAA) suprimió la expresión del gen de la ciclooxigenasa-2 (COX-2); que generalmente aumenta en respuesta a la inflamación en la piel. Además, existen otros aditivos antiinflamatorios informados, como las vitaminas A, C, D y E, el té verde, etc.

Existe una contradicción entre la irreversibilidad del envejecimiento de la piel y el deseo de las personas por una eterna apariencia joven. Desde la antigüedad hasta la actualidad, se realizaron muchos esfuerzos para comprender la verdad del envejecimiento cutáneo y para prevenir o incluso revertir el proceso de envejecimiento.

La ambigüedad en el mecanismo molecular del envejecimiento de la piel, así como la controversia en los puntos de vista, retrasaron el progreso de la terapia dirigida, aunque algunos enfoques sobre factores intrínsecos y extrínsecos han demostrado ser efectivos.

ÚLTIMAS NOTICIAS SOBRE FACTORES LA PIEL

Articulos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer mas