fbpx
Image default
FRAGANCIAS

Esencia Aromática y Aceites Esenciales en productos cosméticos

La esencia aromática emerge como ingrediente natural muy común en cosméticos y artículos de tocador; como resultado tanto de su carácter oloroso para el diseño y fabricación de fragancias y perfumes. También son utilizadas las muchas propiedades beneficiosas de los aceites esenciales y sus componentes individuales (CAE).

Esencia aromática en fragancias

La esencia aromática y los CAE se añaden con frecuencia para proporcionar aroma a los productos cosméticos, lo que normalmente se considera un beneficio. Esto porque los consumidores prefieren productos que tengan un aroma agradable en lugar de productos no aromatizados.

La propia esencia aromática puede considerarse unas fragancias creativas constituidas por una mezcla compleja de componentes que proporcionan un olor característico. Siguiendo el concepto de naturaleza, el proceso para proporcionar diferentes fragancias a formulaciones comerciales requiere mezclar diferentes aceites esenciales (AE) para obtener un aroma específico. La industria de las fragancias tiende a clasificar los aromas en función de sus características olorosas, volatilidad y tasa de difusión en el aire, lo que conduce a tres niveles distintos definidos como notas altas, medias o bajas.

Beneficios de los Aceites Esenciales en Cosméticos

Productos cosméticos para el Cuidado del Cabello y la Piel

La inclusión de los AE, y sus componentes individuales, en la fabricación de una amplia gama de productos cosméticos ha sido estimulada por la reconocida efectividad de este tipo de sustancias en la salud y la belleza, aportando diferentes beneficios a la formulación. Estos beneficios se ejemplifican en las propiedades antisépticas de algunos aceites esenciales (p. Ej., Aceites esenciales de limón y naranja) asociadas con su alto contenido en terpenos, como el limoneno, que los convierte en ingredientes activos muy prometedores para el cuidado de la piel y el cabello.

Los AE y los CAE pueden afectar la función normal de las células de la piel tras la aplicación tópica, proporcionando a las formulaciones características anti-acné, anti-envejecimiento, aclaradoras de la piel y protección solar. Además, pueden introducir propiedades antibacterianas, antifúngicas, antiinflamatorias y antioxidantes a las formulaciones. Así pueden inducir beneficios en el cuero cabelludo y promover un aumento de la densidad del tallo del cabello o un efecto limpiador sobre el bulbo piloso; fortalecimiendo toda la fibra capilar. También son agentes conservantes naturales que pueden incluirse en productos comerciales solos o en combinación con otros conservantes, proporcionando protección contra bacterias y hongos.

Aceites Esenciales y sus componentes como conservantes

La fabricación de productos cosméticos requiere el uso de varios conservantes en las concentraciones más pequeñas posibles; así garantizar la protección de las formulaciones contra la contaminación por microorganismos. Sin embargo, los conservantes sintéticos son muchas veces fuentes de alergias y dermatitis de contacto irritantes. Esto hace necesario fabricar formulaciones sin ningún conservante añadido. Este requisito puede cumplirse parcialmente mediante la adición de AE que se pueden utilizar simultáneamente como ingredientes activos y conservantes. Por lo tanto, los AE y sus componentes individuales pueden considerarse sustancias conservantes rentables que pueden contribuir a obtener productos con propiedades dermocosméticas mejoradas.

Aceites esenciales de diferentes fuentes, por ejemplo, lavanda, el tomillo, menta, canela, clavo, el eucalipto, salvia y el árbol del té están asociados con actividad antimicrobiana. Esto se asocia comúnmente con su alta concentración en componentes fenólicos, esencias aromáticas o alcohólicos, que presentan una fuerte bioactividad contra microorganismos patógenos.

Encapsulación de AE y CAE en cosmética

El uso de aceites esenciales y sus componentes en la formulación de productos presenta varios inconvenientes que dificultan su manipulación y manejo. Debido a su volatilidad, limitada solubilidad en agua y labilidad térmica y química. Estos problemas pueden superarse parcialmente solubilizando, encapsulando y / o protegiendo las moléculas activas mediante el uso de diferentes tipos de nanoportadores. El uso de nanovehículos puede ayudar a preparar formulaciones que contengan los compuestos activos dentro de un contenedor bien controlado, para mejorar su estabilidad y disponibilidad.

Además, esto hace posible una liberación controlada de las moléculas activas, reduciendo las pérdidas durante el procesamiento y almacenamiento. Por otro lado, el uso de estrategias de protección de AE puede mejorar su estabilidad molecular, retardando su cristalización y minimizando su reactividad química.

El interés de la industria cosmética en esencia aromática, aceites esenciales y sus componentes es el resultado de sus muchas propiedades biológicas; incluidas las antibacterianas, antifúngicas, antiinflamatorias o antioxidantes, que pueden aprovecharse para respaldar la salud, la belleza y el bienestar. Esto ha llevado el rango de uso de aceites esenciales más allá del mundo de las fragancias, y hoy en día están muy extendidos en productos para el cuidado del cabello y la piel, así como en conservantes naturales en muchas formulaciones, lo que lleva a una lista casi interminable de usos que crece continuamente.

? DESCUBRE NUESTRO CANAL DE ENTREVISTAS

Articulos relacionados

VIVANESS 2022 – Feria Internacional de Cuidado Personal Natural y Orgánico

Paola Gioffre

Ventajas del ácido hialurónico puro y su combinación con ingredientes

Paola Gioffre

Uso del ácido kójico, el ingrediente para diferentes afecciones de la piel

Paola Gioffre

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer mas